Beauty dish, mi modificador favorito

12 de abril, 2018 - General - Comentarios -

Si habéis visitado mi web y observado mi trabajo como fotógrafo, habréis comprobado que utilizo por igual la luz natural como la de estudio. Las posibilidades de jugar con los flashes y los modificadores en un plató o localización son infinitas, tantas como quieras combinar entre tus flashes, ventanas, difusores, etc...

Puedo decir que he probado de todo y con todo, pero sin duda alguna mi modificador preferido para la disciplina de retrato es el beauty dish, o dicho en nuestro idioma, el plato de belleza. Para los que no lo conozcáis o lo hayáis usado más bien poco, os explico brevemente qué es.

El beauty dish es un modificador que utilizaremos para moldear la luz. Su funcionamiento es muy sencillo: se ajusta a nuestro flash, es circular y está compuesto de dos elementos donde la luz rebotará: un primer disco pequeño justo enfrente de vuestro flash que rebotará la luz hacia el disco de mayor superficie consiguiendo así una luz homogénea y difusa. El beauty dish es más ancho que profundo, lo que provoca que la luz tenga una mayor cobertura.

Los hay de distintos tamaños, aunque cuanto más pequeños sean mayor será la dureza y se irá suavizando respecto vayáis aumentando el diámetro. Podréis utilizar también con ellos difusores de tela para conseguir más suavidad en la luz o paneles de nido de abeja para concentrar más la superficie iluminada.

Puedo asegurar con absoluta certeza que mis retratos de estudio más potentes están realizados con la ayuda de este modificador. Si no lo habéis probado, os animo a hacerlo.

Os muestro algunos ejemplos de mi trabajo con el beauty dish.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 8 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior